Ni Hello Kitty, Ni PlayBoy… Con mi Chulería Arraso por donde voy

13 04 2012

Ni Hello Kitty, Ni PlayBoy… Con mi Chulería Arraso por donde voy. Coral… Amalia… Sarai. Murcia. La oyente de semejante obra poética ha sido a Cristina Sáez a quien, desde aquí, le mandamos un beso muy fuerte y le agradecemos tamaño hallazgo.

Y es que como tal hemos de considerar esta composición, con semejante métrica, rima tónica, haciendo referencias a populares personajes contemporáneos y a marcas ya clásicas dentro del espectro popular y populista de nuestros tiempos… Como no podía ser de otra manera, sus autoras, Coral, Amalia y Sarai, firman su obra… Una lástima no podamos saber más de ellas para seguir celebrando esta innovadora rama lírico-choni. Como nos dijo Cristina, la oyente, en su correo “no les quitéis ojo de encima“. No, no lo haremos…

Buen finde!!





Quiero Hacer Contigo lo que la Primavera Hace con los Cerezos

23 03 2010
Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos

Quiero hacer contigo lo que la primavera hace con los cerezos

Quiero Hacer Contigo lo que la Primavera Hace con los Cerezos. Vista en Salamanca por el crack de Yuri Morejón cuando éste estudiaba allí.

Según me ha dicho y he podido comprobar, la hermosa y apropiada voz escuchada en esta pared castellana, corresponder a un poema de Neruda, concretamente al siguiente:

Juegas todos los días con la luz del universo.
Sutil visitadora, llegas en la flor y en el agua.
Eres más que esta blanca cabecita que aprieto
como un racimo entre mis manos cada día.

A nadie te pareces desde que yo te amo.
Déjame tenderte entre guirnaldas amarillas.
Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur?
Ah déjame recordarte cómo eras entonces, cuando aún no existías.

Mis palabras llovieron sobre ti acariciándote.
Amé desde hace tiempo tu cuerpo de nácar soleado.
Hasta te creo dueña del universo.
Te traeré de las montañas flores alegres, copihues,
avellanas oscuras, y cestas silvestres de besos.
Quiero hacer contigo
lo que la primavera hace con los cerezos
.

Pues nada. Que una preciosidad de foto, de frase, de pintada… Y perfectamente adecuada para las fechas en que nos encontramos. Y es que, señores, señoras… ¡qué estamos en primavera! Así que, hala, a hacer lo que esta estación hace con los cerezos.





I Said To My Soul, Be Still

12 03 2010
I said to my soul be still

I said to my soul be still

I Said to my Soul, Be Still. O lo que viene a querer decir, más o menos, “Le dije a mi Alma, Permanece Quieta“. El autor de la instantánea y de la traducción es Jaet32, amigo y compañero en La Furgoneta Azul, y responsable de otros blogs como Sobre Pádel o  Su.dok.es.

Le estoy muy agradecido por su colaboración ya que, no sólo se ha limitado a enviar la foto, si no que se ha preocupado por buscar cuál podría ser el significado de esta leyenda que escuchóen una columna a orillas del río Támesis, en Londres.

Así, Jaet32 explica que esta frase es el comienzo de un poema de Thomas Stearns Eliot, dramaturgo anglo-estadounidense que obtuvo el premio Nobel de Literatura en 1948, ese que, desgraciadamente, nunca obtuvo uno de nuestros escritores más admirados y que ha fallecido hoy: Miguel Delibes.

Volviendo sobre la frase y el poema, mi amigo me ha facilitado la pieza entera, la cual paso a transcribir aquí:

I said to my soul, be still, and wait without hope
For hope would be hope for the wrong thing; wait without love
For love would be love of the wrong thing; there is yet faith
But the faith and the love and the hope are all in the waiting.
Wait without thought, for you are not ready for thought:
So the darkness shall be the light, and the stillness the dancing

Lo que viene a querer decir:

Le dije a mi alma, permanece quieta y espera sin esperanza
pues la esperanza será esperanza por la cosa equivocada; espera sin amor
pues el amor será amor por la cosa equivocada; empero, existe la fe
Pero la fe y el amor y la esperanza están todas en la espera.
Espera sin pensar, pues no estás preparada para pensar;
así la oscuridad será la luz y la quietud el movimiento.

Pues nada, sólo me queda agradecer otra vez a Jaet su esfuerzo, la foto y el hecho de abrirme una nueva vía en la que continuar ahondando en este proyecto: investigar el origen de esas pintadas que pueblan muchas de nuestras paredes.